sábado, 3 de enero de 2015

Adiós Thorin

—¡Salud Thorin! —dijo Gandalf mientras entraba—. Lo he traído.

Allí efectivamente yacía Thorin Escudo de Roble, herido de muchas heridas, y la
armadura abollada y el hacha mellada estaban junto a él en el suelo. Alzó los ojos
cuando Bilbo se le acercó.

—Adiós, buen ladrón —dijo— Parto ahora hacia los salones de espera a sentarme
al lado de mis padres, hasta que el mundo sea renovado. Ya que hoy dejo todo el
oro y la plata, y voy a donde tienen poco valor, deseo partir en amistad contigo, y
me retracto de mis palabras y hechos ante la Puerta.

Bilbo hincó una rodilla, ahogado por la pena. —¡Adiós, Rey bajo la Montaña! —
dijo—. Es esta una amarga aventura, si ha de terminar así; y ni una montaña de
oro podría enmendarla. Con todo, me alegro de haber compartido tus peligros:
esto ha sido más de lo que cualquier Bolsón hubiera podido merecer.

—¡No! —dijo Thorin—. Hay en ti muchas virtudes que tú mismo ignoras, hijo del
bondadoso Oeste. Algo de coraje y algo de sabiduría, mezclados con mesura. Si
muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que
al oro atesorado, este sería un mundo más feliz. Pero triste o alegre, ahora he de
abandonarlo. ¡Adiós!

El Hobbit.  J.R.R.Tolkien.



Esta ilustración la comencé una semana antes de asistir a la maratón de películas de El Hobbit. Quería plasmar como me imaginaba esta escena antes de verla en su versión cinematográfica. Esta es una de mis escenas favoritas del libro El Hobbit por el mensaje que transmite y que tan bien reflejado queda en esta cita: "Si muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que al oro atesorado, este sería un mundo más feliz."

Aunque le faltaría aún mucho trabajo para terminarla con mejor acabado: correcciones, detalles, color... cumple el objetivo que quería conseguir con ella: plantear una composición con varios personajes en una escena con objetos y utilizar la iluminación para dirigir la atención al centro de interés.

Hoy 3 de Enero es el aniversario del nacimiento de Tolkien, y como cada año sigo la tradición de celebrarlo con una ilustración en homenaje a las historias que tanto me han inspirado.

2 comentarios:

marga dijo...

Gran ilustración para homenajear El Hobbit.
Y la frase me encantó..
¡Abrazos!

Ester Salguero dijo...

Muchas gracias Marga, es una gran frase para recordar ^_^

¡Un abrazo!